Información sobre la salud y noticias de salud


El 64% de los investigadores sanitarios en Euskadi son mujeres

Por el 19/02/2018
investigacion-ciencia-mujeres-ninas-salud-euskadi

El número de profesionales mujeres que se dedican a I+D en salud en el Sistema Sanitario Vasco representa ya el 64%. En total son 2.821 las personas involucradas en actividades de I+D en el ámbito de la salud en los centros de investigación del sistema sanitario vasco que cuentan con 275 investigadores principales, de los cuales el  50 % son mujeres.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza se han sumado junto a las profesionales de sus centros dedicados a la investigación a la celebración del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia proclamado por Naciones Unidas, celebrado recientemente, con el fin de alcanzar el acceso y la participación plena y equitativa en la ciencia para las mujeres y las niñas, y además para lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas.

En este contexto, el consejero de Salud, Jon Darpón, ha destacado “la importancia de esta fecha para visibilizar el papel que desempeñan las mujeres en la ciencia”. Así mismo, ha reconocido y agradecido “la importante labor que realizan las investigadoras vascas junto al resto de profesionales, a favor de la salud de los vascos y vascas y  ha mostrado una vez más su apoyo a la  investigación e innovación, instrumentos imprescindibles para mejorar los resultados en salud, transformar el sistema sanitario y contribuir al desarrollo económico y social de la sociedad vasca”.

Los principales agentes que desempeñan actividades de I+D+I en el ámbito de la salud son Osakidetza, sus unidades y centros de investigación Biocruces, Biodonostia, Bioraba y Kronikgune. Además el Departamento de Salud cuenta con la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitaria (BIOEF) como principal instrumento para promover y gestionar la I+D+I sanitaria. BIOEF constituye un marco de colaboración, cooperación y comunicación entre los diferentes sectores implicados en la investigación e innovación sanitarias.

UNA INVESTIGADORA DE REFERENCIA

La investigadora del Instituto Biocruces, Virginia Arechavala Gomeza (en la fotografía),  sirve para poner cara a muchas de las mujeres que se dedican a investigación en el Sistema Sanitario Vasco. La experta destaca que abordar en la sociedad la cuestión de la mujer en ciencia es muy importante porque las niñas no ven modelos de mujeres en ciencia y subraya que siempre se identifica a los científicos con un científico –hombre- con bata blanca.

En palabras de la investigadora si no ves un ejemplo de lo que puedes hacer, no es algo que te plantees en el futuro, y las niñas y jóvenes deben conocer esta realidad. Es importante que no se pierda la capacidad de retención de mujeres en ciencia,  afirma.

Virginia Arechavala acaba de terminar una ayuda “Career Integration Grant” que le concedió la comisión europea dentro de las acciones Marie Skłodowska-Curie actions para buscar sobre nuevos tratamientos para la Distrofia Muscular de Duchenne (DMD). La Distrofia Muscular de Duchenne (DMD) es una enfermedad rara que afecta a uno de cada 4.000 niños. Es una enfermedad degenerativa mortal, altamente incapacitante, que se suele identificar sobre los 3-4 años de edad. Estos niños presentan fatiga, debilidad muscular, dificultad para correr o saltar, caídas frecuentes, dificultad para levantarse, etc.

Estudió Farmacia en la Universidad del País Vasco/Euskal Herriko Unibertsitatea y tras un máster en la Universidad de Strathclyde en Glasgow, (Escocia), se doctoró en King’s College London. Durante su doctorado estudió las mutaciones que causan la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

Poco después de su doctorado, continuó trabajando en Londres (Imperial College y University College London) como investigadora postdoctoral donde coordinó el desarrollo preclínico y el análisis de laboratorio de los dos primeros ensayos clínicos principales del medicamento eteplirsen para el tratamiento de la distrofia muscular de Duchenne.

Ahora, tras 14 años fuera de Euskadi, trabaja desde 2013 en Biocruces donde dirige el Grupo de Investigación de Enfermedades Neuromusculares que trabaja para buscar nuevos medicamentos. Para ello, estudian células de músculo y en ellas prueban nuevos tratamientos. “Investigadoras como Virginia Arechavala impulsan vocaciones, nuevos talentos científicos y constituyen un referente e inspiración para las nuevas generaciones”, destacan desde el Departamento de Salud.                           

You must be logged in to post a comment Login

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies