Información sobre la salud y noticias de salud


Desciende la actividad gripal pero sigue aumentando la demanda asistencial por gripe

Por el 24/01/2018
terrmometro-fiebre-gripe

Osakidetza ha informado que la actividad gripal en Euskadi ha experimentado un ligero descenso, al situarse durante la segunda semana del año en una tasa de 321,37 casos por 100.000 habitantes, frente a los 360,02 casos por 100.000 habitantes de la semana anterior. Así lo indica el último informe semanal de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía del Departamento de Salud y Osakidetza, que señala que aunque esta reducción parece indicar el inicio del descenso de la onda epidémica, se mantiene sin embargo una alta detección viral, por lo que habrá que esperar la evolución en las próximas semanas.  

De hecho, según los datos de este último informe, continúa el aumento de la demanda asistencial por síndrome gripal, con mayor intensidad en Gipuzkoa, por lo que el Departamento de Salud del Gobierno Vasco y Osakidetza mantienen el refuerzo de recursos humanos y materiales, tal y como prevé su plan de contingencia gripal. Se mantiene asimismo, una permanente y diaria coordinación entre los diferentes niveles asistenciales en coordinación con Emergencias, liderada por una Comisión específica en la Dirección de Asistencia Sanitaria de Osakidetza.

Según el informe, que recoge los datos entre el 8 y el 14 de enero, el grupo de edad con mayor tasa registrada ha sido el de 0 a 4 años. Desde el comienzo de la temporada se han notificado 830 casos hospitalizados por gripe, de los que 170 cumplen criterios de gravedad. Entre ellos, se han registrado 28 fallecimientos en enfermos crónicos.

El Departamento de Salud y Osakidetza quieren hacer explícito, una vez más, su agradecimiento al conjunto del personal del Servicio Vasco de Salud, por su profesionalidad, esfuerzo y entrega, especialmente en momentos de fuerte demanda asistencial como el que provoca anualmente la gripe.

Al mismo tiempo, se recomienda a la ciudadanía hacer un uso responsable de los recursos sanitarios para poder atender y resolver los problemas médicos de cada paciente con calidad. Eso implica valorar, en función de la sintomatología, qué servicio sanitario resulta más adecuado para cada caso: médico de familia, puntos de atención continuada (PAC) y, en última instancia, en caso de complicaciones graves, las urgencias hospitalarias. De ese modo, se evitarán esperas innecesarias para recibir la atención y, al mismo tiempo, se estará contribuyendo a no saturar el propio sistema sanitario.            

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies