Información sobre la salud y noticias de salud


El Plan Oncológico de Euskadi se despliega en Osakidetza

Por el 03/01/2019
cancer-osakidetza

Todas las Organizaciones Sanitarias de Osakidetza con servicio de oncología (Hospital Universitario Araba, Hospital Universitario Basurto, Hospital Universitario Cruces, Hospital Universitario Galdakao y Hospital Universitario Donostia) han desplegado ya sus respectivas comisiones de tumores, siguiendo las directrices establecidas en el Plan Oncológico de Euskadi 2018-2023 para garantizar un enfoque multidisciplinar en la atención de pacientes con cáncer. Se trata de una de las principales actuaciones que se han llevado a cabo en los primeros meses de implantación de dicho Plan, tal y como ha explicado recientemente el consejero de Salud, Jon Darpón, en la Comisión de Salud del Parlamento Vasco.

El consejero ha comparecido en la Comisión a petición propia, acompañado del viceconsejero de Salud, el doctor Iñaki Berraondo, y de la directora de Planificación y Ordenación Sanitaria, la doctora Nekane Murga, para informar del estado y nivel de desarrollo en el que se encuentra el Plan, puesto en marcha a principios del mes de julio, y que define los ámbitos de actuación en atención oncológica, con el objetivo de mantener la mejora continua en la supervivencia del cáncer. El consejero Jon Darpón ha destacado la importancia del Plan, que contiene una serie de actuaciones consideradas como prioritarias dentro de las políticas sanitarias puestas en marcha por el Gobierno Vasco.

En los cinco primeros meses de implantación se ha conseguido completar la creación de los comisiones de tumores, que adquieren un protagonismo especial en el abordaje de un proceso oncológico.  Concretamente, las comisiones asesoran a las Direcciones de las Organizaciones Sanitarias en todos aquellos aspectos organizativos y también clínicos que impacten en la atención de las y los pacientes, principalmente en cuestiones relacionadas con  el desarrollo de estructuras y circuitos asistenciales. Están integradas, a su vez, por representantes de los comités de tumores específicos que se crean por cada patología (cáncer de pulmón, mama, útero…) y que tienen una función más operativa, ya que son los foros en los que se deciden los tratamientos y seguimientos óptimos.

El gran número de profesionales involucrados en la atención al cáncer y la propia complejidad del proceso diagnóstico-terapéutico hace especialmente necesaria la organización en equipos multidisciplinares que puedan garantizar que se tomen las mejores decisiones. Así pues, el establecimiento de las comisiones de tumores es una de las principales acciones contempladas en el Plan Oncológico, que contempla entre sus líneas estratégicas un modelo asistencial que busca reducir los tiempos de diagnóstico y concentrar las intervenciones complejas en unidades de referencia que permitan reunir la experiencia necesaria.

Asimismo, busca mantener la mejora continua en la actitud del sistema sanitario hacia la humanización de la atención oncológica. En este sentido, y de cara al año 2019, se desplegará un plan de formación de profesionales y pacientes.

Esfuerzos en prevención y detección precoz

También de cara al próximo año, el consejero de Salud, Jon Darpón, ha fijado como actuaciones prioritarias el despliegue del programa de cribado poblacional de cáncer de cérvix, que se puso en marcha como experiencia piloto en la OSI Debabarrena en junio, y en noviembre se extendió a los centros de salud de Álava así como a los de la OSI Alto Deba. El objetivo es extender este programa de forma paulatina al resto de Euskadi y entre los diferentes grupos de edad, mujeres de 25 a 65 años, hasta completar toda la población diana en 2023.

“El Departamento de Salud y Osakidetza van a seguir trabajando en la prevención y el diagnóstico precoz con el objetivo de reducir la mortalidad, y seguir aumentando la supervivencia al cáncer. No se van a escatimar esfuerzos,” ha añadido el consejero.

El Plan Oncológico profundiza también en el desarrollo de la medicina personalizada de precisión (MPP), que permite ofrecer al paciente un tratamiento individualizado en función de sus características y las de los tumores que padece, con el apoyo de un sistema informático, a través de la aplicación Onkobide, que incluya en la Historia Clínica Electrónica toda la información del proceso oncológico, y que permita además la medición de resultados de la atención oncológica.

Otro de los objetivos para 2019 será avanzar hacia un servicio único de oncología de vanguardia para Gipuzkoa, mediante la vinculación de Onkologikoa y la integración organizativa de sus recursos para una utilización más eficaz y eficiente de los mismos.

El consejero Jon Darpón ha recordado que el Plan Oncológico de Euskadi es “un muy buen plan”. De hecho, recientemente ha recibido el prestigioso premio Best in class 2018 a la mejor estrategia de oncología de todo el Estado. Actualmente se diagnostican al año casi 13.500 nuevos casos de cáncer en Euskadi y la tasa de supervivencia (52,2% en los hombres y 59,9% en mujeres) es superior a la del Estado y a la de Europa. “Son sin duda datos esperanzadores, pero nuestro compromiso es seguir mejorando y avanzar en el abordaje de esta enfermedad de gran impacto en la sociedad”, ha añadido.

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies