Información sobre la salud y noticias de salud


Oportunidades frente al trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH y TDA)

Por el 01/06/2018

mariana-guzmanMARIANA GUZMÁN | Pedagoga y Programadora en Neurolingüística con coaching

TDA Y TDAH términos muy utilizados en los trabajos, colegios, en familias y sociedad para describir una serie de conductas en personas que se muestran más inquietas o menos que el resto y por lo general con un bajo rendimiento académico o laboral.

Oficialmente es considerado como trastorno en 1994 y hasta la fecha no se ha definido su origen, aunque las características de quienes lo padecen son en ocasiones claras.

Existen factores neurológicos, genéticos, psicosociales, y ambientales alrededor del TDA Y TDAH, en el cerebro se pueden reconocer ciertas alteraciones químicas, neurobiológicas, cromosómicas que contribuyen junto con los factores externos a este Trastorno, que al no tener una etiología definida tampoco tiene por el momento una cura.

El TDA Y TDAH puede presentarse en adultos y en niños, tiene alta probabilidad de ser hereditario, no es exclusivo de la infancia, y puede presentarse en diferentes edades con o sin hiperactividad. En el caso de algunos países como España, según la conferencia ofrecida por la fundación CADAH (Cantabria Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad) en su décimo aniversario, apuntan a la falta de especialistas en psiquiatría infantil lo cual no permite que los niños sean atendidos como lo que son, niños, señalan la falta de legislación de especialistas en la materia, de formación e información así como la larga espera para ser atendidos en los centros de salud, son finalmente, cuestiones que se presentan también en otros países.

Es común que algunos psicólogos, profesores y padres se apresuren a diagnosticar al niño con TDA o TDAH cuando no han realizado a nivel neurológico, cromosomático y con psiquiatras especializados los estudios suficientes para determinar si se tiene o no el Trastorno, que aunque es una realidad, no todas las personas diagnosticadas lo padecen.

Quienes lo viven, escuchan cómo y qué expresan los demás acerca de ellos, tienen pocos amigos, evitan invitarles a reuniones, sufren o provocan acoso, es difícil que participen en actividades grupales, son calificados y clasificados constantemente generando un autoconcepto y autoestima distorsionados, así que de todas las consecuencias y características que podría enlistar ésta última me parece medular.

El concepto que cada persona tiene de sí misma se va formando en la infancia con la ayuda de los demás comenzando por la familia, la escuela y el mundo. Vamos reconociendo lo que somos y lo que no, hasta que llega la capacidad de autoconocimiento y consciencia plena así que me enfocaré a los niños ofreciendo a los padres y personas interesadas algunas reflexiones.

La Programación Neurolingüística (PNL) ofrece al afectado como a sus familiares y círculo social (escuela, trabajo, amigos etc.) herramientas para resignificar el vivir y convivir con personas que tienen TDA y TDAH.

Frases como “vas fatal”, “no lo haces mejor porque no quieres”, “No te están educando bien”, “eres un repetidor”, “molestas”, “lo tienes todo y no valoras nada”, “sucio”, “ travieso”, “olvidadizo”, “despistado”, “lento”, “eres un nervio” etc., además de generar en los padres sentimientos de culpa, angustia, frustración, depresión, desorientación, preocupación, terminan afectando el ejercicio de su paternidad en ocasiones con rechazo o sobreprotección o con comparaciones que buscan a toda costa una explicación del por qué su hijo es así, mientras tanto el niño va describiéndose y definiéndose con base en lo que los demás opinan y dicen enfática y repetidamente de él y aquí es en donde la PNL ofrece la posibilidad de reprogramar a través del lenguaje las creencias que van directamente al autoconcepto y después a su autoestima.

Puntualizo a continuación algunas ideas que pueden ser útiles:

1.-IR A LA ACCIÓN NO AL EJECUTOR.- Separar la acción de la persona. Un niño no es sucio, un niño hace cosas que ensucian, un niño no es mentiroso, un niño dice cosas que no son ciertas, un niño no es travieso, hace o diseña travesuras, además no siempre ni todo el tiempo, es decir, podemos calificar un acto pero no a la persona. Además quiero subrayar que con y sin el trastorno existen muchas conductas que son propias de la infancia o juventud y que si cada padre  o educador se cuestionara ¿si yo no supiera que tiene TDA me sorprendería ésta conducta igual? ¿realmente lo que hace es exclusivo y único de las personas con éste trastorno o es una conducta propia de la infancia o juventud? Recapacitemos antes de atribuir algún comportamiento en especial al Trastorno.

2.-LA PERSONA ES MÁS VALIOSA E IMPORTANTE.-Me parece curioso cómo es que tenemos dos sentimientos y reacciones tan diferentes frente a las personas con un trastorno conductual como éste y una enfermedad como el cáncer o diabetes etc. En ambos casos existe una alteración ya que  no hay una homeostasis o equilibrio en su salud, pero la actitud frente a las personas que padecen el TDA pueden variar desde el rechazo a la de extrema preocupación sin considerar primero que es persona. Así que las expresiones de “es diabético” “es TDA” “es bipolar” “es celíaco” etc. podrían modificarse por “es una PERSONA que tiene…….” Ya que al reconocer que es persona nos recuerda todo su potencial, áreas de desarrollo y características que  como ser humano único e irrepetible dignamente posee.

3.-QUÉ SI HACE.-Cuando nos enfocamos a detectar, sancionar y subrayar TODO lo que las personas con éste trastorno no hacen “bien” o dejan de hacer, mentalmente nos agotamos y frustramos, pero si logramos descubrir y enfocarnos a lo que sí pueden hacer y lo que es funcional y positivo para sí mismo y para la convivencia reafirmándolo con el mismo o mayor énfasis, será una ventana de oportunidad para que quien tenga TDA encuentre ese punto de dominio entre sus emociones e impulsos y sus relaciones intrapersonales e interpersonales.

4.-ESPERANDO UN ÁNGEL.-Esa es una frase del Dr. Luis Rojas Marcos  en la conferencia que tanto llamó mi atención, y relata que él al tener éste Trastorno de pequeño esperaba a un ángel que le salvara y lo encontró en su madre quien creyó en él. Un familiar, un profesor, un terapeuta, un amigo alguien que sea capaz de ver a la persona y no a las conductas son los ángeles que pueden marcar la diferencia en sus vidas.

5.-EL CONTROL.-Las enfermedades forman parte de aquello que no podemos controlar voluntariamente, es decir, la voluntad no interviene para tenerle o no pero sí podemos DECIDIR la forma en cómo relacionarnos con ella y con quienes lo viven. Podemos agotarnos por años peleando, sufriendo, combatiendo, comparando y pretendiendo que cambien nuestros hijos o nuestra realidad lo cual será posible sólo si ellos quieren y encontrar como personas y familia un punto en donde las experiencias diarias sean funcionales para todos. ¿Qué tanto es mi necesidad de que mi hijo o alumno encaje dentro de mi idea de lo que es ser hijo o alumno? ¿O quiero que se parezca a sus hermanos, amigos o a mi o a sus compañeros?

Invito finalmente a considerar que existen otras áreas y oportunidades (Inteligencias Múltiples, Howard Gardner, 1983) que así como la creatividad, la música, el deporte, la pintura, el teatro, la danza, la investigación, etc. son canales de desarrollo para ellos tan extraordinarios como su propia existencia.

 

4 Comments

  1. Maria

    06/06/2018 at 18:04

    Es un articulo sumamente minucioso y perfectamente comprensible para cualquier persona profana en dichas conductas
    Podria ser un manual para todos padres, educadores,y sociedad en general. Ojala llegue a muchos hogares

  2. Ana Mireles

    02/06/2018 at 17:28

    Excelente publicación. Gracias, pues está información llega en el mejor momento al tener inscrita a una alumna en plantel particular con éste diagnóstico y presentando una autoestima baja en la que ella se está descalificando y aislando. Compartiré con gusto con las compañeras docentes para que les permita al colegiado contar con una herramienta más para la mejor atención y enseñanza ….esperando se conviertan en el”Angel” de está pequeña

  3. Nayra

    02/06/2018 at 00:45

    Muchas gracias por compartirnos tus conocimientos sobre este trastorno, cuyo nombre considero que se ha utilizado de una manera muy generalizada y a veces estigmatizando a las personas que lo padecen.

  4. Javier Castro

    01/06/2018 at 22:40

    Excelente articulo,un abrazo y mucho aprecio por el apoyo que brindo a mi familia y a mi Dr Mariana , Exito ! Un abrazo

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies