Información sobre la salud y noticias de salud


Sanidad ahorraría 1.185 millones de euros tratando síntomas menores en las farmacias

Por el 29/10/2020

El Sistema Nacional de Salud (SNS) ahorraría 1.185 millones de euros anuales si los síntomas menores se tratasen de forma protocolizada desde las farmacias, según los resultados del proyecto INDICA+PRO. El estudio, que dio sus primeros pasos en 2017 y ahora inicia su fase más ambiciosa hasta el momento, reunirá a 1.500 farmacéuticos para analizar durante un año de forma pormenorizada los beneficios que el Servicio de Indicación Farmacéutica (SIF) reportaría a los profesionales, pacientes y sistema sanitario en el caso de los síntomas menores. Esta nueva etapa de la investigación se ha presentado en el IX Congreso Nacional de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC) que, por primera vez, se ha celebrado bajo un formato íntegramente digital.

La nueva fase de la iniciativa se ha expuesto en la mesa redonda titulada El valor de la indicación Farmacéutica en la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud. Jesús C. Gómez Martínez -expresidente de SEFAC ha introducido y moderado el debate, mientras que Fernando Martínez Martínez -del grupo de investigación en Atención Farmacéutica de la Universidad de Granada (GIAF-UGR)- y Noelia Amador Fernández -farmacéutica del Departamento Técnico de SEFAC– han presentado el proyecto que, para esta nueva fase, recibe el nombre de INDICA+PRO Implantación.

En el debate posterior han participado, además de los ya mencionados, José Luis Llisterri Caro -expresidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN)-; Gisela Galindo Ortego -vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC)-; Vicente Colomer Molina -secretario del Muy Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valencia (MICOF);  Andoni Lorenzo Garmendia -presidente del Foro Español de Pacientes-; e Iñaki Betolaza San Miguel-director de Farmacia del País Vasco-.

Durante el debate el moderador Jesús C. Gómez, responsable del equipo de trabajo de Indicación Farmacéutica de SEFAC, destacó que “la resolución de síntomas menores en la farmacia comunitaria reduce la presión asistencial sobre los centros de salud, derivando adecuadamente solamente a aquellos pacientes que fuera necesaria la intervención del médico de familia”.

‘INDICA+PRO Implantación’

El proceso para la puesta en marcha de la nueva fase del proyecto, INDICA+PRO Implantación, ha comenzado este mismo año y culminará a finales de 2021. Esta nueva etapa del estudio ha sido promovida por la SEFAC, el MICOF y el GIAF-UGR; participan el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), el Ilustre Colegio Oficial de Farmacéuticos de Málaga (ICOFMA), el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa – Gipuzkoako Sendagaigileen Elkartea (COF Gipuzkoa), el Illustre Collegi Oficial de Farmacèutics de Castelló (ICOFCS), y el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Valladolid (COF Valladolid); y, además, cuenta con la colaboración de SEMERGEN y semFYC.

Con este nuevo paso, el más ambicioso hasta la fecha, se busca, tal y como explica, Martínez Martínez: “trasladar los buenos y prometedores resultados que obtuvimos con INDICA+PRO Impacto a la práctica habitual de los farmacéuticos. Para ello, es preciso reducir la inseguridad de los pacientes en el autocuidado y automedicación para los síntomas menores, mediante la derivación al centro de salud de manera adecuada y consensuada; se debe incrementar la seguridad en el uso de los medicamentos publicitarios debido a las incidencias frecuentes que generan este tipo de medicación; se debe estandarizar los tratamientos para los síntomas menores; y, por último, evaluar el impacto económico y la calidad del SIF para optimizar los recursos del sistema sanitario”.

Una vez explicado el objetivo de la iniciativa, Noelia Amador ha sido la encargada de explicar la metodología que permitirá llevarlo a cabo. En primer lugar, de hecho ya se está realizando, se formará a los farmacéuticos antes de empezar el estudio y durante el desarrollo del mismo. En dicha formación van a participar farmacéuticos comunitarios, médicos de familia y la figura de los farmacéuticos facilitadores, un formador que realizará un seguimiento de los profesionales que participen a lo largo de los 12 meses de estudio.

Tras este punto se encontraría la intervención farmacéutico-paciente. Dicha intervención se realizará siguiendo el protocolo que establece el Foro de Atención Farmacéutica en Farmacia Comunitaria. El tercer elemento serían los protocolos consensuados con los médicos de AP, que ya se fijaron en 2018. Por último, el registro de las consultas realizadas. Respecto a este último punto, Amador ha destacado que “recoger todo lo que sucede en la farmacia es clave, ya que, así, podremos utilizar ese registro a modo de procedimiento para realizar una valoración adecuada del paciente en el momento de su consulta y, posteriormente, poder extraer y comparar los resultados finales del proyecto”. Ese proceso de registro se realizará mediante SEFAC e_XPERT®, una plataforma de gestión de servicios profesionales farmacéuticos asistenciales que lidera SEFAC.

Las variables que se medirán en la iniciativa se dividen en primarias y secundarias. Las primarias engloban varios indicadores de proceso y progreso. “Durante el proceso en el que el farmacéutico implanta el servicio protocolizado en la farmacia, se analizarán las barreras y ventajas que se encuentra el profesional, así como las intervenciones que los facilitadores realizarán con ellos para implantar correctamente el servicio. Es decir, hasta que la indicación farmacéutica que realiza ese profesional se ajuste a los protocolos establecidos”, explica la farmacéutica.

Respecto al avance del servicio, se contemplarán diversas fases en las que se situará a cada uno de los profesionales que participen en el estudio. Así, los farmacéuticos pueden encontrarse en una etapa de exploración -se ha registrado en el programa-; de preparación -de una a cuatro indicaciones-; de prueba -cinco a nueve-; de implantación -más de diez indicaciones al mes-; o sostenibilidad -más de diez indicaciones nuevas al mes durante seis meses-.

Finalmente, como variables secundarias se analizarán todas aquellas cuestiones que ya se midieron en INDICA+PRO Impacto. En ese caso, se contempló el impacto clínico (mejoría del síntoma menor, derivación apropiada al médico, se modifica el tratamiento del paciente o el paciente consulta de nuevo por el mismo síntoma); humanístico (calidad de vida relacionada con la salud en el momento de la consulta y si hubo un cambio en los diez días posteriores a la indicación) y económico. Ambos grupos de variables se medirán durante un año.

Características de un proyecto único

“Las características que distinguen a INDICA+PRO de otras iniciativas similares son: la práctica colaborativa interdisciplinar, mantener la seguridad de los pacientes y garantizar la calidad de los servicios o consejos prestados”, ha destacado Fernando Martínez Martínez. Por otro lado, el farmacéutico también ha añadido que “el SIF es un servicio, ya implantado en la Farmacia Comunitaria, que ofrece un tratamiento adecuado de los síntomas menores y permite la resolución de los mismos en un elevado número de pacientes. Sin este servicio, la AP difícilmente podría soportar la carga, ya que 182 millones de consejos sanitarios se suministran desde las farmacias. Por último, cabe destacar que la contribución de este servicio, aunque entendida, no está suficientemente considerada por el sistema y la administración sanitaria”.

Los resultados preliminares de este estudio serán presentados en el mes de octubre 2021 en una jornada en Madrid y los definitivos en Valencia para la primavera del 2022, comenta Jesús C. Gómez. Así mismo, en palabras del expresidente de SEFAC, “este estudio de implantación del SIF INDICA+PRO es el más grande realizado en España y demostrará la importancia de la intervención clínica del farmacéutico comunitario, la cual debería poder ser registrada en la historia clínica para información del médico de familia y para beneficio del paciente, pero para ello se debería permitido el acceso del farmacéutico comunitario a la historia clínica”.

You must be logged in to post a comment Login

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies