Información sobre la salud y noticias de salud


¿Víctima o victimario?

Por el 19/02/2018

mariana-guzmanMARIANA GUZMÁN | Pedagoga y Programadora en Neurolingüística con coaching

En ocasiones escucho que el motivo del sufrimiento de mis clientes es el sentirse víctimas de otra persona, situación, enfermedad, de algún familiar, accidente, decisión y de un sin fin de circunstancias quizá ajenas a ellos, otras quizá no tanto, pero que les someten o afectan directamente en sus vidas y/o en su autoestima.

Dentro de su proceso en coaching, cuando aplico algunas preguntas como:

¿Crees que dentro de ésta situación has tenido alguna oportunidad de decidir cómo actuar?

¿Crees que puedes decidir cómo sentirte acerca de esto?

¿Qué es lo que dependería de ti para que ésta situación cambie? Y si no hay nada que dependa de ti para que la situación cambie ¿Cómo puedes resignificar éste evento, situación, hecho…para que te sea más funcional en tu día a día?

¿Qué has obtenido o ganado al aceptar o creer que eres víctima o victimario de….?

Frente a ésta última su cara se transforma y una de las respuestas inmediatas es NADA sólo sufrimiento, sólo culpa… pero en Programación Neurolingüística sabemos que no es así, y continuamos empleando preguntas como las anteriores para que el cliente en coaching analice los beneficios que ha obtenido hasta ese momento adoptando el papel y que piense en la posibilidad de cambiar si  quiere hacerlo. Propiciamos que identifique lo que no puede modificar como eventos, circunstancias, accidentes, decisiones que no dependen de él y que elija dentro de lo que si depende de él su actitud, sensación e interpretación.

Por ejemplo, cuando recibo de clientes amargas quejas acerca de que en su trabajo no les valoran ni reconocen lo suficiente ocasionándoles dolor, ira, resentimiento etc. y justificando que por ello su desempeño no es el adecuado, después de varias sesiones descubren muchos aspectos de su personalidad que van resolviendo su situación.

Algunos identifican que tampoco tenían la costumbre de valorar a los demás, que sus comparaciones, críticas constantes y juicios acerca de sus compañeros generaban dolor convirtiéndolos en victimarios, comprendieron que como consecuencia se cerraban la oportunidad de ser reconocidos.

Vamos actuando y generando sentimientos de muchas índoles en los demás y en nosotros mismos, tejemos circunstancias en las que quedamos enredados creyendo que somos víctimas o victimarios cuando fuimos nosotros mismos quienes las diseñamos.

Será más funcional el asumir que somos responsables de nuestros actos, pensamientos y sentimientos. Comprender que en la interacción con los demás vamos creando algunas de las situaciones que vivimos y frente a las que no provocamos, podremos decidir nuestra postura.

Tú eliges ser víctima, victimario o protagonista de tu propia vida.

9 Comments

  1. Marian Pinillos

    13/03/2018 at 19:52

    Gracias Mariana por ayudarnos a identificar nuestras opciones y potencial. Muy interesante como siempre.

  2. Nayra

    13/03/2018 at 20:06

    Buenísimos consejos y directrices, como habitualmente!! Muchas gracias por enseñarnos a ser mejores personas!

  3. Maria

    13/03/2018 at 23:54

    Estoy de acuerdo en qué la percepción de los hechos o actitudes que tenemos a lo largo de la vida son las que marcan en gran parte nuestros exitos o fracados muchas veces pensamos que nos agreden o que no tenemos cavida en la sociedad; sin mirar hacia nuestro interior y pensar que es ahí donde realmente esta parte de la solucion a nuestras insatisfacciones.

  4. Jorge Candiani

    14/03/2018 at 19:37

    Totalmente de acuerdo y esto lo escalo a nivel país, si cada quien empezará por uno mismo el cambio sería abismal en su conjunto. Pasar a la acción en lugar de quejarnos pues de verdad que uno construye su destino aún en las peores adversidades.

  5. Francisco Ruz

    14/03/2018 at 20:49

    Cierto es esto que dices, pero creo que la principal resistencia a cambiar proviene de uno mismo, ya que es algo que nuestra mente lo realiza de forma automática, no nos podemos reprogramar para realizar o ver de un modo más deseable. Las viejas manías y costumbres habitan desde el momento que tenemos conciencia de quién somos; adquirir nuevos hábitos de análisis, éstos chocan frontalmente con la persona. Por ello, estos nuevos cambios deben implementarse progresivamente y adaptadas a la persona. Saludos Mariana Guzmán

  6. Roberto Romo Aguilar

    15/03/2018 at 02:20

    Muchas personas tienen la tendencia de auto-victimarse,lo cual es una manera de eludir ser responsables de sí mismas y así justificar todo lo negativo que sucede en sus vidas;es cierto que hay circunstancias ajenas a uno que en un momento dado inciden de una forma u otra en nuestro diario vivir,pero lo importante es asumir el pleno control de nuestro accionar sin tomar en cuenta el posible resultado;así mismo el victimizar a otros es tan sólo un reflejo de nosotros mismos,descargando la culpa de nuestra propia debilidad en alguien más! Excelente trabajo Mariana,continúa así y felicidades!!!

  7. César Briseño

    15/03/2018 at 04:16

    Reflexión actual y, en todos los tiempos de la Humanidad, que va muy acotada por la idiosincrasia que se tenga, de allí las diferentes actitudes ante la vida de los diversos pueblos en el mundo.

    Gracias Mariana por compartir experiencias.

  8. More Guzmán

    16/03/2018 at 14:49

    Importante con este artículo recordar el desde dónde vienen nuestros problemas, que parten siempre de una base sutil e interna, sin embargo, siempre nos es cómodo mirar al exterior y arrojar todo para fuera, olvidando que “como es arriba es abajo y como es adentro es afuera”. Muchísimas gracias Mariana por tu aporte recordatorio para instalarlo cada segundo más en el subconsciente.

  9. Ana Mireles

    20/03/2018 at 02:06

    Gracias, como siempre…excelente información.
    Pocas veces reconocemos nuestro rol en las situaciones negativas al no convenir con el deseo de ser visto sólo como víctima y no victimario.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies